Encontrar focos negativos con Péndulo

Encontrar focos negativos con Péndulo

 

Saber encontrar focos negativos con péndulo, es una característica que puede mejorar nuestras posibilidades de identificar energías nocivas de diversa índole.

 

encontrar focos negativos con péndulo

Radiestesia o rabdomancia

Para considerar el uso del péndulo como detector de negatividad, tenemos que hablar de Radiestesia o Rabdomancia.

La radiestesia es considerada por algunos como una patraña carente de evidencia científica, y por otros como una realidad que nos rodea y que resulta inevitable.

Según la radiestesia todo lo que nos rodea emite ondas electromagnéticas, que nuestro cuerpo y mente perciben con mayor o menor intensidad.

Dentro de ese canal de comunicación, se usan diferentes objetos para amplificar y percibir más claramente el mensaje; estos objetos pueden ser las varillas o el péndulo.

El péndulo amplifica esas ondas electromagnéticas y las sitúa en un espacio más acotado para que podamos hacer algo en el caso de que las mismas sean negativas para nosotros.

Precisamente la radiestesia, es la capacidad de percibir esa energía, que según parece procede del interior del planeta y por lo tanto, el péndulo se transforma en un aliado contra los focos de energía negativa, no porque los elimine, sino porque te ayuda a encontrarlos.

 

Percibir focos de energía negativa

Para la mayoría de nosotros son invisibles al ojo aunque podamos percibirlas con otras partes de nuestro cuerpo. Por ejemplo cuando nos sentimos descompuestos o inquietos en un espacio determinado sin que haya ningún motivo visible que nos provoque ese malestar. Muchas veces se debe a que nos encontramos justo encima de un cruce de Hartmann.

¿Qué son los cruces de Hartmann?

También se las conoce como Líneas H y aunque la ciencia no ha demostrado que existan, las culturas antiguas, desde las orientales hasta las de América precolombina, evitaban establecer sus asentamientos encima de determinados lugares que consideraban nocivos en términos generales. Hablamos de culturas antiguas.

Desde finales del siglo XIX algunos médicos habían observado una coincidencia entre la frecuencia de ciertas enfermedades y el lugar en el que surgían. Había estudios que relacionaban el entorno con las enfermedades que desarrollaban sus habitantes.

En 1932 el Dr. Gustav von Pohl, documenta las investigaciones que había realizado en algunas ciudades de Alemania, cuyo resultado publicado en su libro «Radiaciones Terrestres, el factor que causa enfermedades como el cáncer», resultaba demoledor. Según Von Pohl, todas las personas que habían fallecido de cáncer durante los 10 años en los que había estado investigando, habían estado durmiendo  en lugares afectados por fuertes radiaciones terrestres.

Distintos aficionados a la radiestesia, realizaron investigaciones que probaban la existencia de cierta radiación ligada a cierto tipo de suelos o lugares y que afectaban a todos los seres vivos. Entre ellos, el tanto a los cambios. Alrededor de 1935, el doctor Peyré explicó su teoría de la existencia de una especie de cuadrícula de energía que envolvía al planeta.

Sin embargo, fue el Doctor alemán Ernst Hatmann, quien formuló la idea de una gigantesca red de energía llamada Red Global de Radiación, que envolvía al planeta y cuyas intersecciones irradian mayor energía hasta el punto de que pueda resultar nociva.

 

Cruces de Hartmann

Las intersecciones de la red Hartmann, ocuparían cuadrados de aproximadamente 20 centímetros, en los cuales la energía súper concentrada formaría puntos patógenos de ondas nocivas para el ser humano.

Ahora bien, la red no debe considerarse como una demarcación lineal plana sino como un entramado de paredes. Es decir, el efecto de un cruce de líneas se extiende varios metros por encima de la superficie terrestre.

A las Líneas H, cuya energía procede del interior del planeta, se suman otros focos de energía negativa como pueden ser los cables eléctricos, las cañerías, en especial los desagües y las corrientes subterráneas. Es una cuestión de ondas electromagnéticas. Que un arroyo pase por debajo de tu casa puede parecer una ventaja y para el mundo de la radiestesia, resultaría un desastre.

Fantasmas y Líneas Hartmann

Un cruce de líneas H puede reforzar sus ondas negativas para los seres vivos atrayendo todo tipo de energías negativas. Por eso, a veces, y este es un tema muy amplio, las manifestaciones de actividad paranormal se perciben sobre un cruce Hartmann.

Tanto para la salud mental como para la salud física de los habitantes de un hogar, resulta oportuno ubicar los focos de negatividad. Siempre habrá una red de líneas separadas entre sí por 2 metros o 2 metros y medio y no es oportuno que nuestros sitios de descanso habitual se encuentren encima de las intersecciones.

 

Descubrir malas vibras en el hogar

 

Algunas personas las perciben no solo de manera general al entrar en un espacio contaminado de malas vibraciones, sino que pueden llegar a ver la emanación brumosa emitida por los cruces Hartmann más dañinos. También hay sensitivos que pueden palpar la energía concentrada, pero para todas estas cuestiones se requiere un don y un gran entrenamiento.

Por lo tanto, si tú te encuentras con toda esta información y te das cuenta de que tienes un problema invisible, ¿qué puedes hacer en la práctica para solucionarlo?

 

Cómo encontrar focos negativos con Péndulo

 

El péndulo se usa para muchas cosas, incluso como método adivinatorio en esoterismo pero en este caso, lo necesitarás para descubrir malas vibras en tu hogar. A veces no basta con saber que en una habitación determinada nos sentimos mal sin motivo aparente. Es necesario determinar con mayor exactitud qué rincón, qué espacio o qué parte de nuestro entorno está invadido por ondas electromagnéticas que pueden ser nocivas.

Hay péndulos de todo tipo, puedes comprar algunos que son tan bonitos que valen como colgante personal. Los hay de metal, de piedra, de madera y de cristal. No importa el aspecto exterior porque un péndulo es algo tan personal que no debes dejar que nadie más lo toque.

Un péndulo es un objeto pesado que cuelga de una cuerda. No hace falta más. Personalmente, durante mucho tiempo utilicé el tirador en forma de pomo de un cajón antiguo, atado a un hilo de algodón, el péndulo en ese caso era de porcelana. Ya ves.

Lo principal es que tengas en cuenta que estarás interpretando energía pura, así que ten en cuenta lo siguiente:

  • evita que el péndulo o la soga sean de plástico
  • mantenlo guardado en una caja de madera o de cartón envuelto en un paño de algodón
  • guárdalo siempre limpio
  • límpialo manteniéndolo enterrado en sal marina durante una noche
  • úsalo en un momento de tranquilidad y soledad
  • debes cogerlo por la cuerda con dos dedos, índice y pulgar
  • mantén en antebrazo pegado al cuerpo para evitar oscilaciones
  • mantén la parte del codo a la muñeca en un ángulo de 90º con respecto a tu cuerpo
  • si puedes es mejor que camines descalzo con los pies sobre la superficie
  • concéntrate en tu respiración y mantente relajado
  • no insistas, no pases más de 15 minutos usando el péndulo.

Lenguaje básico del péndulo

El lenguaje básico con el que vas a trabajar, lo establecerás tú mismo. Por convención general, si el péndulo gira en el sentido de las agujas del reloj, se considera algo positivo. En cambio, tanto si gira en sentido contrario a las agujas del reloj, como si oscila fuertemente en diagonal o de manera lateral, no solo indicaría algo negativo sino que te está mostrando la dirección de esa energía que capta. Entonces puede tratarse de la dirección de una línea Hartmann, de una corriente de agua subterránea o incluso de algún cable de alta tensión que se encuentre en el techo, aunque sea muy por encima de donde estás caminando con el péndulo.

En este caso no necesitas preguntarle nada al péndulo por lo tanto es muy importante que no divagues con los pensamientos y que te mantengas concentrado en tu respiración.

Si sospechas de algún lugar donde ya has percibido energía negativa en tu hogar, acércate allí directamente, pero luego compara los resultados con otras zonas de tu casa que percibas como neutras o positivas.

Es posible que necesites algo de práctica. Lo fundamental es:

  • rotación a la derecha = vibración positiva o normal
  • rotación a la izquierda = vibración negativa o nociva
  • oscilación diagonal o lateral = dirección de una Línea H, una corriente de agua o electricidad

 

Conclusiones

No siempre las líneas H son negativas pero por si acaso no es recomendable tener una cama o un lugar en el que pases mucho tiempo, directamente encima de ellas. Si descubres una y su dirección corta tu cama, escritorio, sofá preferido, etc., plantéate cambiar los muebles de sitio.

El uso del péndulo para descubrir malas vibras en tu hogar es maravilloso porque ofrece resultados rápidos y bastante fiables aunque seas un novato.

Sin embargo, a veces, los cruces Hartmann señalan zonas geopatógenas que pueden inducir enfermedades. Por eso yo personalmente, te recomiendo que para estar totalmente seguro, en especial si vas a construir o comprar una nueva vivienda, contrates los Servicios de un Geobiólogo.

 

 

 

Compártelo si crees que será útil para otros
Si no lo has hecho aún, te animo a que te descargues tu REGALO de BIENVENIDA

¿nos vemos en los comentarios?

Me gustaría conocer tu opinión acerca de este artículo y qué te ha parecido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba