¿Cuántas entradas tiene el Inframundo?

¿Cuántas entradas tiene el Inframundo?

Diez, nueve, siete, tres. No hay acuerdo en cuántas entradas tiene el Inframundo. Cada país promociona las suyas, como si estar a bien con el Diablo fuese en parte un atractivo y una ventaja.

Cuántas entradas tiene el inframundo

Además de la obra de Auguste Rodin “Puertas al Infierno”, hay infinidad de sitios considerados  entradas al inframundo.

Algunos de ellos son construcciones artificiales, como la Cueva de la Sibila, donde se supone que habitaba la encargada de predecir el futuro de quienes se lo solicitaran. No era una cueva auténtica sino un pasadizo construido que surgió tras la excavación de la ciudad de Cumas en 1932.

Otras puertas se encuentran en formaciones naturales como la cueva de Actun Tunichil Muknal, en Belice, que por los relatos parece haber sido un lugar de sacrificios humanos y ceremonias para los mayas.

 

Las puertas al inframundo más famosas del mundo

 

Entre las puertas al inframundo más famosas se encuentran:

  1. Pozo de Darvaza (Turkmenistán)
  2. La Puerta de Plutón (Turquía)
  3. Piscina del Infierno (Nueva Zelanda)
  4. Volcán Masaya (Nicaragua)
  5. Volcán Hekla (Islandia)
  6. Lago del Averno (Italia)
  7. Monte Osore (Japón)

 

Todas ellas, al menos estas siete que he seleccionado por verlas repetidas hasta el cansancio en listas de puertas al inframundo famosas, comparten un origen volcánico. Por lo tanto, sufren emanaciones tóxicas y han sido mencionadas como puertas al infierno en diversas mitologías.

Hay mucha cueva y hasta alguna prospección en busca de combustibles fósiles que acabó convirtiéndose en un verdadero infierno. Pero esa es otra historia.

 

Puertas al inframundo reales

 

En ocasiones las puertas al inframundo han inspirado verdaderas obras de arte, con el objeto de conjurar lo infernal o bloquearlo. Es el caso de las siguientes construcciones:

  • Castillo de Houska en República Checa
  • Iglesia de Lough Dergh en Irlanda
  • Monasterio del Escorial en España

Con mayores o menores peculiaridades, estas tres construcciones tuvieron la función de sellar entradas al infierno.

Pero entonces,

 

¿Dónde están las puertas al inframundo?

 

38° 58′ 16″ Norte,  95° 27′ 32″ Oeste

Cementerio de Stull, Condado de Douglas, Kansas.  10 km al oeste de Lawrence.

Douglas County

¿Aún no te ubicas? Te doy la referencia de Lawrence, porque se dice que el pueblo de Stull no figura ni siquiera en los mapas de carreteras. Aunque sea famoso por tener una de las entradas al Infierno precisamente en su Cementerio.

Cementerio de Stull

 

Justamente donde Michael libró su lucha final contra el Diablo… ¿Aún no sabes de qué hablo?

Uno de los episodios de la Serie de televisión “Sobrenatural”, de la que me declaro fan.

Chvrolet Impala

Esa en la que dos hermanos llamados Sam y Dean Winchester viajaban por Estados Unidos en un Chevrolet Impala negro del 67 a la caza de fantasmas y otros seres del inframundo.

Como siempre, fantasía, leyenda y realidad se mezclan, a veces sin saber muy bien los límites. El creador de esta serie hizo que estos hermanos en la ficción fueran originarios de Lawrence, precisamente por la cercanía de esta ciudad al pueblo de Stull y su cementerio maldito.

¿Por qué un cementerio de una pequeña localidad perdida en la geografía estadounidense, se ha hecho tan notorio como para convertirse en una de las puertas al Infierno?

 

Historia del Cementerio de Stull

 

Aparentemente, la ciudad de Stull se fundó en el siglo XIX con el nombre de “Deer Creek”, que luego dejó de usarse en favor de Stull, que no era más que el apellido del primer cartero de la zona.

Stull era principalmente una colonia de alemanes y holandeses, por lo que se construyó una iglesia evangélica y esto viene a cuento porque en ella se encontraba una de las entradas al Infierno.

Algunos dicen que la historia de Stull no justifica el hecho de que tenga una de las entradas al Inframundo, y que todo parte de un artículo en un periódico universitario en los años setenta, en el que se narraban hechos extraños ocurridos en la zona.

Sin embargo, el cementerio de Stull ha llegado a atraer a tanta gente, que finalmente las autoridades decidieron vallarlo.

Cuidado si decidís pasaros por ahí y saltar la valla cuando el cementerio se cierra: multa y 6 meses de cárcel por allanamiento de morada. Avisados quedáis, pero si alguien va, contádmelo.

Por un lado, el único registro trágico del lugar, señala que un niño murió quemado en el campo, y un joven apareció ahorcado en el árbol del Cementerio. Por otro, las leyendas son más escabrosas, si cabe, y los habitantes que se atreven las han corroborado transmitiéndolas de generación en generación.

Leyenda del Cementerio de Stull

 

Se dice que el Diablo se aparece dos veces al año en Stull, una durante Ostara (equinoccio de Primavera), y otra en Samhain (Halloween). También se dice que la puerta al Averno se ubica exactamente dentro de la iglesia, a través de una escalera que baja hasta el sótano.

Los que llegaron a descender, aunque dijeron que no tardaron más de unos dos minutos en hacerlo, al subir sentían que algo tiraba de ellos hacia abajo y tardaron casi una hora en lograr subir los escalones para regresar a la superficie. En la actualidad el acceso al sótano se encuentra cubierto de escombros.

Las leyendas que rodean a las entradas al Inframundo siempre se mezclan con la historia. Estas dicen que Stull es una deformación del nombre original Skull (calavera) que aludía a la  magia negra practicada en la zona. A pesar de que el hecho no consta, se dice que un alcalde de la ciudad fue apuñalado hasta la muerte, justo en donde luego se construyó la iglesia.

Los visitantes al cementerio hablan de haber sentido que manos invisibles les cogían y tiraban de ellos hacia abajo mientras andaban entre las tumbas. También se habla de que en el árbol del ahorcado, no sólo acaeció esa tragedia, sino que en un pasado indeterminado, fueron colgadas brujas.

Aunque nos empeñemos en intentar enumerarlas en listas, nadie sabe cuántas entradas tiene el Inframundo, pero  se habla de ellas desde la antigüedad.

Quizá la puerta del Cementerio de Stull no resulte tan conocida como las entradas al infierno más famosas. Aquí en España, está una de las más conocidas entradas al Infierno, la del Escorial, pero a esta no han llegado los Hermanos Winchester. No veo yo un Impala circulando por la M30, pero si los veis avisadme.

 

Existen las puertas al inframundo

 

Claro que siempre que hablamos de cuántas entradas tiene el inframundo, nos referimos a las conocidas, las que se publican en listas y pueden visitarse en giras turísticas.

No obstante, las puertas al inframundo se encuentran en nuestra propia cabeza, y no hablo de imaginación sino de los fantasmas interiores, las preocupaciones y los caminos sin salida que nos prepara la mente cuando no somos capaces de aquietarla.

Como siempre, como lo invisible, inefable e increíble, los portales al inframundo se encuentran mucho más cerca de lo que creemos, en una pequeña localidad de Lawrence por ejemplo, en un cementerio, en la mente de un escritor, o en la de un asesino.

Compártelo si crees que será útil para otros
Si no lo has hecho aún, te animo a que te descargues tu REGALO de BIENVENIDA

¿nos vemos en los comentarios?

Me gustaría conocer tu opinión acerca de este artículo y qué te ha parecido.

 

2 comentarios en “¿Cuántas entradas tiene el Inframundo?”

  1. Una entrada tan interesante como bien documentada. Algunos lugares los he visitado y la verdad no he sentido el yuyu que me han dado ciertas lecturas o películas,
    Un saludo, Lina. ¡Feliz año!

    1. ¡Feliz año María Pilar! Gracias por comentar. Sí es cierto que a veces se crea tanta expectativa que cuando uno llega al sitio realmente piensa que no es para tanto. Supongo que son cuestiones de marketing. Luego se puede sentir verdadero terror en un callejón oscuro o en tu propio jardín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba