Qué son las Psicofonías

Qué son las psicofonías

 

Responder a qué son las psicofonías es arriesgado e inexacto. Lo primero que habría que decir es: ni puta idea. Pero para ser más ortodoxos y educados, a la pregunta de qué son las psicofonías, diremos:

Básicamente, son sonidos de origen electrónico.

¿Pero no provienen de los espíritus?

Eso luego te lo cuento.

Qué son las Psicofonías

En el mundo de la investigación paranormal, las psicofonías o parafonías se conocen como fenómenos de voz electrónica o EVP (Electronic Voice Phenomena).

Actualmente, en el ámbito de los fenómenos paranormales, todos los ruidos sin explicación son denominados como psicofonías.  Sin embargo, lo correcto sería decir parafonía, que es un sonido que se capta y se graba, sin poder explicarse científicamente.

La psicofonía no puede ser escuchada espontáneamente por el investigador sin mediar un aparato que la registre, sea una simple cinta magnetofónica, o una caja de espíritus.

Las psicofonías pueden captarse mediante medios analógicos o digitales, y a veces hasta por accidente. Puedes leer acerca de más experiencias y aparatos para hablar con espíritus en Formas de conseguir Psicofonías.

Los sonidos captados, no siempre han de ser voces, también puede tratarse de ruidos.

Por ejemplo, en el pueblo abandonado de Belchite, es muy conocida la psicofonía que registra motores de aviones de hélice en vuelo, supuestamente aquellos mismos que bombardearon el pueblo, durante la Guerra Civil.

En general, este tipo de fenómenos auditivos, se conocen con el nombre de transcomunicación por instrumentos o TCI.

El término fue acuñado en los 70 del siglo XX por el profesor Ernst Senkowski. El científico  hizo varios experimentos con intención de encontrar el origen de las inexplicables voces registradas en cintas de audio.

Desde luego, no fue ni el primero ni el último. Recordemos que ya Tesla se preguntaba el origen de las conversaciones que registraba su experimento de captación de señales extraterrestres.

 

Quiénes registraron las primeras psicofonías

La primera no es quizá la más famosa, data de 1901 y fue captada por accidente por el antropólogo Waldemar Bogras. Se encontraba en Siberia en medio de una investigación, cuando se dio cuenta de que la trompeta de su fonógrafo había grabado unas voces y el aullido de un lobo que no tenían explicación.

Desde que Edison inventara el fonógrafo, los sistemas de registro de sonido fueron evolucionando y registrando sonidos y voces sin explicación, que dieron origen a investigaciones y especulaciones acerca de los fenómenos paranormales.

Pero la primera psicofonía reconocida como tal, se consiguió en 1952.

Los sacerdotes Agostino Gemelli y Marcello Pellegrino Ernetti, estaban grabando cantos gregorianos. Pero la grabadora electromagnética no paraba de romperse, por lo que el Padre Gemelli pidió ayuda a su progenitor fallecido diciendo en voz alta: «Oh padre, ayúdame»

Al encender la grabadora nuevamente, los sacerdotes escucharon:

«¡Pero por supuesto te ayudaré! Estoy siempre contigo».

Era la voz del padre de Gemelli.

A finales de la década de los 50, Friedrich Jürgenson, un pintor y cineasta, estaba realizando grabaciones de pájaros en su jardín, y se sorprendió con los resultados. Al reproducir la cinta escuchó voces entre las que pudo identificar a la de su propia madre fallecida.

Sus experimentos al respecto se encuentran publicados en un libro llamado “Radio Contact With the Dead”, 1967.

 

¿Qué es una pareidolia auditiva?

Debes tener en cuenta, que cualquier ruido o supuesta palabra captada por una caja de espíritus, o incluso por una simple cinta de grabación, no vale como evidencia paranormal.

Para que la presunta psicofonía no sea una especie de pareidolia auditiva, un investigador serio, utilizará auriculares con cancelación de ruido exterior, para evitar contaminación sonora, y en lo posible, dividirá los auriculares entre dos personas que irán apuntando lo que “creen escuchar”.

Si quieres ver dos investigadores de fenómenos paranormales en acción te recomiendo la serie «Kindred Spirits» traducida como «Un Fantasma en la Familia», en la tele abierta. Allí pueden verse claramente cómo usan las cajas de espíritus, y muchos otros objetos interesantes.

 

Los que conocemos la palabra pareidolia, la relacionamos más bien con imágenes. Se llama pareidolia a esa capacidad que tiene el cerebro de encontrar formas reconocibles en una nube, en una mancha, etc.

Esa misma necesidad de nuestro cerebro, de eliminar la ambigüedad y dar un sentido “comprensible”, se pone en marcha cuando estamos escuchando sonidos de fondo. En este caso, es posible que interpretemos forzadamente palabras en donde solo hay ruido, y entonces estaríamos en presencia de una pareidolia auditiva.

Por eso, el análisis posterior de lo que se ha captado durante una investigación paranormal, es fundamental. Obtener una psicofonía auténtica que pueda servir de evidencia de una presencia paranormal, no es tan fácil.

Otro punto fundamental es que esas voces electrónicas respondan a preguntas realizadas por el investigador. Pues de otro modo, podríamos estar en la presencia de simples interferencias, o captando programas de radio mal sintonizados, igual que en una radio rota.

 

Como sé que la psicofonía es la voz de un espíritu

 

Como investigador de fenómenos paranormales, no lo sabes. No hay una prueba que lo garantice, más allá de la misma grabación captada.

Las psicofonías son voces, sonidos, o palabras, que responden a una pregunta realizada por el investigador. Debido a eso, decimos que su origen es inteligente y no casual y fortuito.

Se da por descontado que deben existir unas condiciones mínimas, que aseguren que no se captaron voces de personas que había alrededor del aparato analógico o digital, dedicado a registrarlas.

Hay una característica especial de todas aquellas grabaciones, que captan voces humanas consideradas psicofonías: Las psicofonías carecen de un perfil de sonido humano. Si bien pueden identificarse voces femeninas, masculinas, de ancianos y de niños, la traducción de sus características sonoras, todas aquellas que identificarían una voz humana, no se encuentran en las psicofonías.

Es difícil de comprender, y no se halla científicamente comprobado, pero por eso se consideran sonidos de origen electrónico. No reflejan la grabación de una voz humana, sino la huella de una energía indeterminada que deja un mensaje modificando la cinta que lo reproduce.

Si has visto la terrorífica película Moth Man, recordarás que el prota Richard Gere, recibe mensajes de voz de un ente a través del teléfono, estando incluso desconectado.

Compártelo si crees que será útil para otros
Si no lo has hecho aún, te animo a que te descargues tu REGALO de BIENVENIDA

¿nos vemos en los comentarios?

Me gustaría conocer tu opinión acerca de este artículo y qué te ha parecido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba