Lo más embrujado de Estados Unidos

Lo más embrujado de Estados Unidos

Entre los más embrujado de Estados Unidos, se encuentran muchas de sus casa más famosas. Las nueve que he elegido  arbitrariamente son muy conocidas y visitadas. Verás la lista a continuación pero he tenido que dividirlas entres dos artículos.

  1. Casa Museo de Lizzie Borden
  2. Mansión Lalaurie
  3. Casa Tiedemann
  4. Mansión del Presidente
  5. Casa Museo Whaley
  6. Amityville
  7. Bisham Manor
  8. Casa de la Colina Embrujada
  9. Mansión Winchester

En el top casas más embrujadas de Estados Unidos he incluido 9, pero eso no significa que sean las únicas. Si quieres ver las primeras de la lista Lee la primera parte del Artículo aquí.

 

Casa Whaley

24 76 de la Avenida San Diego, San Diego, California

top casas más embrujadas de Estados Unidos

La propiedad, que aún pertenece a la familia, se construyó en 1857. En la parcela que compró el Señor Ehaley, se había mandado ahorcar un bandido. Como si eso no fuera suficiente, se dice que aquellas tierras formaban parte de un antiguo cementerio.

Supongo que no es un buen comienzo para iniciar una vida familiar, que es lo que pretendían Thomas y Eloise Whaley.

Un año después de mudarse allí, el pequeño de la familia muere de altas fiebres, lo cual no era raro para la época pero parece ser el punto de inicio para la mala suerte de la familia. Cuando alquilan la parte de arriba de la casa a una compañía de Teatro, muere el Director de la misma.

Años después, el marido de la hija mayor de los Whaley, la abandonó durante el viaje de novios; se trataba de un caza fortunas que se fugó con la dote de la joven de 22 años. La muchacha se disparó con el revolver de su padre para acabar con la humillación que sentía. Debido a esto, el prometido de la hija menor de los Whaley, Corinne, decidió romper el compromiso.

Con idas y venidas, la familia siguió habitando la casa hasta que falleció Corinne, en 1953. Entonces se convirtió en Museo.

Los Whaley ya percibían actividad paranormal cuando la habitaban, unos pasos fuertes recorrían la vivienda y ellos estaban convencidos de que era el malhechor cuyo ahorcamiento había presenciado el mismo señor Whaley antes de mandar construir la casa familiar.

A lo largo de su historia, distintos inquilinos han declarado haber visto al señor Whaley apareciendo y desapareciendo en la planta superior, mientras que otros asocian el vapor blanco que levita cerca de las paredes con la señora Whaley. También se ha visto al pequeño perro de la familia.

En su actual vida de Museo, la casa mantiene selladas las ventanas de la planta baja para evitar que salten las alarmas cuando se abren y cierran sin que nadie las toque. Sin duda forma parte de lo más embrujado de Estados Unidos.

 

Casa Amityville

112 de la Avenida Ocean, Suffolk, Nueva York

Aparentemente, en 1846, durante una reunión de vecinos para discutir el nuevo nombre de la oficina postal de la zona, alguien quiso endulzar los desacuerdos diciendo que hacía falta un poco de “amistad”. De ahí se tomó el nombre de Amity que luego se dio a la casa “Villa Amity”.

“Necesito ayuda, creo que mi padre y mi madre fueron asesinados”.

Estas fueron las palabras de Ronald DeFeo, de 23 años, hijo mayor de la familia DeFeo, que había comprado Villa Amistad tiempo atrás. El joven habló de esta manera en un bar de la zona curiosamente llamado “El brebaje de las Brujas”. Eran las 6 y media de la mañana del día 13 de noviembre de 1974, y aparentemente, Ronald había matado mientras dormían a sus padres y a sus cuatro hermanos menores de 18, 13, 12 y nueve años).

Amityville

La Policía encontró los cuerpos sin vida en las camas y también el rifle con el que les habían disparado.

Aunque en principio, Ronald dijo que alguien había entrado en la casa mientras él se encontraba trabajando, finalmente fue acusado de los asesinatos.

Llama la atención que a pesar de no usar silenciador ni drogas para dormir a la familia, ninguno de los miembros asesinados presentaba signos de defensa ni habían salido de sus lechos, si bien Ronald debió desplazarse por la casa para ir matando. Nunca se determinó que tuviera cómplices ni el móvil de las muertes. Él adujo que solo cumplió el mandato de unas voces que había en la casa y que llevaban tiempo diciéndole que asesinara a su familia.

Poco después, la propiedad fue adquirida por la familia Lutz, que se mudó allí con sus 3 hijos.

“Después de todo, los fantasmas no matan, las casas tampoco, solo matan las personas”, dijo George Lutz a sabiendas de las tragedias que habían rebajado tanto el precio de la casa.

Los Lutz que habían llegado a la casa con un cura para que la bendijera, se marcharon tan solo 28 días después espantados por apariciones demoníacas, poltergeist, levitaciones, sustancias gelatinosas surgiendo de las paredes y otras manifestaciones terroríficas.

Los testimonios aparentemente verídicos de la pareja y sus hijos, se inmortalizaron en la primera novela de terror del escritor Jay Anson “Horror en Amityville”.

Sin embargo, los nuevos dueños de la casa que no solo debieron luchar contra las hordas de curiosos que llegaban hasta allí, sino que jamás experimentaron ningún fenómeno paranormal en Amityville, terminaron por demandar tanto a la familia Lutz como al escritor. 

A pesar de ello, sigue siendo una de las casas más embrujadas de Estados Unidos.

La idea de que Ronnie DeFeo realmente haya sido acosado por voces de ultratumba que le indujeron a asesinar a toda su familia, es suficientemente inquietante como para preguntarse cuánto puede haber de excusa, y cuánto de verdad en su afirmación.

Hoy por hoy sigue siendo una propiedad particular que no se puede visitar y muchos siguen preguntándose si de verdad se trató de un fraude de los Lutz para explotar la tragedia que había albergado Amityville o si los actuales dueños se llevan mejor con los espíritus.

 

Bisham Manor

1901 Old Youngs Mill Road , La Grange, Georgia

Aunque parece una gran mansión de estilo Tudor, Bisham Manor se mandó construir entre 1997 y 2002 por  Peck Brumby. El primer propietario construyó esta mansión en torno a una habitación que dejó en pie y que pertenecía a una antigua casa que había allí antes. Sobre el año 1880, existía allí un molino propiedad de la familia Young.

En 2013, el matrimonio de Neil y Trish Liechty compraron la propiedad y la llamaron Bisham Manor, en honor a una antepasada de Trish, Margaret Pole, que vivió entre 1473 y 1541, una aristócrata que llegó a ser institutriz de la hija de Catalina de Aragón, una de las infortunadas esposas asesinadas por Enrique VIII.

Los Liechty afirmaron que la mayor actividad paranormal se centraba en torno a aquella habitación de la vieja casa que el constructor había dejado en pie misteriosamente en medio. Aunque al nombrarla en recuerdo a un antepasado muerto a manos de Enrique VIII, ellos mismos habían abierto la puerta a los espíritus enfrentados.

Los Liechty abandonaron la casa hartos de los sucesos paranormales, un año antes de que comenzaran a usar los exteriores de la propiedad para filmar la serie de terror de Netflix llamada La maldición de Hill House.

 

Casa de la Colina Embrujada

Haunted Hill, 501 NE 1st St, Mineral Wells, Texas

Construida en 1880 la casa siempre estuvo ligado al cercano Hotel Baker, también embrujado. En ella se realizaban con mayor discreción todas las actividades ilícitas que no se mostraban en el Hotel. Así desde contrabando hasta burdel, la casa quedó poblada por multitud de espíritus y fenómenos paranormales para cuya detección no hacen falta aparatos especiales.

En la casa murieron varias personas, pero el espíritu más activo es el de Toby, un niño deforme de 6 años. Toby era hijo de una de las prostitutas que atendían a los hipócritas caballeros que se alojaban en el contiguo Hotel Baker. La madre del pobre bebé era casi una niña cuando lo dio a luz.

“Descargo de responsabilidad

TENGA EN CUENTA… debido al nivel y tipo de actividad paranormal, no permitiremos niños pequeños. No recomendamos a mujeres embarazadas, personas con condiciones médicas graves o menores de 13 años.”

Hasta los dueños saben que tienen entre manos una propiedad de los más embrujado de Estados Unidos. Tanto es así, que este es el formulario de descargo que firman los visitantes a la casa, cuya fuerte actividad paranormal la mantiene abierta para investigadores y curiosos con nervios de acero.

Por lo demás, la actividad paranormal es constante y fuerte: rasguños, mordidas, voces claramente audibles que echan a los visitante o les piden ayuda. Allí las psicofonías no son tales sino directamente susurros al oído de los huéspedes.

 

Mansión Winchester

525 del Bulevar Winchester Sur, San José, California

No podía faltar. Es un clásico entre lo más embrujado de Estados Unidos.

Mansión Winchester

En 1884 la viuda Winchester compró una granja de 8 habitaciones para estar más cerca de su familia y este fue el comienzo de la futura Mansión Winchester.

Su única hija había muerto al poco de nacer y su marido, heredero del imperio de los Rifles Winchester  falleció de tuberculosis a los 43 años.

Dicen, que rota por el dolor, Sarah fue a ver a un médium o un chamán indio. Este le indicó que la familia estaba maldita por todas las muertes causadas por los rifles Winchester. La única manera de confundir a los espíritus y evitar la muerte era construir sin cesar un laberinto en el cual se perdieran.

También se dice que Sarah practicaba espiritismo con una güija, convocando a esos espíritus para que le dijeran cómo seguir la casa. Al día siguiente, la señora Winchester reunía a sus trabajadores para darles instrucciones. Supuestamente las siguientes obras habían sido dictadas por los espíritus y se encontraban bocetadas a mano por la misma dueña. 

La casa debía estar activa las 24 horas hasta su muerte, y según dicen así fue, a excepción del terremoto que sacudió San Francisco en 1906. La catástrofe que derrumbó algunos pisos de la mansión, fue para Sarah como una señal de los espíritus.

Una construcción caprichosa y sin sentido aparente, que reúne adrede extrañas rarezas. Por ejemplo, hay escaleras que no conducen a ninguna parte, cuartos construidos adentro de otros, puertas que se abren al vació, y verdaderos laberintos en los que solían perderse los mismos trabajadores.

Los fenómenos paranormales actuales reúnen ruidos, olores y presencias, pero lo más llamativo sigue siendo la construcción.

Cabe preguntarse, por qué Sarah Winchester no se libró de la maldición heredada de la familia de su marido. Podría haber vendido la propiedad, en vez de embarcarse en una construcción interminable.

También vale la pena saber que Sarah era muy culta y formaba parte de los círculos de Rosacruces y Masones. Si bien, como mujer no tenía autorizado el ingreso en las Logias, la Mansión Winchester puede ser interpretada desde un punto de vista diferente al de la locura de una mujer sugestionada.

Toda la construcción está plagada de metáforas del ascenso de un aspirante a través de las distintas categorías de las Logias, hasta convertirse en Maestro. Asimismo, el uso de los números en la casa responde a códigos de la Numerología.

Pero lo más embrujado de Estados Unidos no puede solo contener estas nueve propiedades, por lo que iremos descubriendo el terror que esconden otros lugares, como por ejemplo el Cementerio de Stull. 

 

 

Compártelo si crees que será útil para otros
Si no lo has hecho aún, te animo a que te descargues tu REGALO de BIENVENIDA

¿nos vemos en los comentarios?

Me gustaría conocer tu opinión acerca de este artículo y qué te ha parecido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba