Las casas más embrujadas de Estados Unidos

Las casas más embrujadas de Estados Unidos

Es imposible determinar con exactitud cuáles son las casas más embrujadas de Estados Unidos. Así que he elegido arbitrariamente entre muchas de las más encantadas. Me ha resultado muy difícil dejar fuera a algunas, así como resumir las historias y peculiaridades de las que finalmente incluí en mi lista de nueve:

  1. Casa Museo de Lizzie Borden
  2. Mansión Lalaurie
  3. Casa Tiedemann
  4. Mansión del Presidente
  5. Casa Museo Whaley
  6. Amityville
  7. Bisham Manor
  8. Casa de la Colina Embrujada
  9. Mansión Winchester

Casa de Lizzie Borden

92 de Second Street, Fall River, Condado de Bristol, Massachusetts

Entre las casa más embrujadas de Estados Unidos esta es conocida por ser la casa en la que se desarrolló el doble asesinato de los Borden.

El señor Andrew Borden, un acaudalado hombre de la ciudad de Fall River en Massachusetts, se había mudado a esa propiedad junto a Abby, su segunda esposa, y Emma y Lizzie, las dos hijas que había tenido con su primera esposa.

El 4 de agosto de 1892 se descubrieron los cuerpos sin vida de Andrew y Abby Borden.

El anciano, hallado en el salón de la vivienda Borden tenía la cabeza destrozada por 11 hachazos que le habían dejado irreconocible. Su esposa Abby, encontrada por una de las criadas en el cuarto de invitados, había recibido 19 golpes mortales por la espalda.

La autopsia de Abby Borden fue realizada en la mesa del comedor familiar.

El caso Borden quedó sin resolver. Aunque en un principio se acusó a Lizzie, la hija menor, no pudieron  encontrarse suficientes pruebas para inculparla. Por eso mismo, es interesante preguntarse Quién fue Lizzie Borden en realidad

En la actualidad, la Casa de los Borden es un Museo y alojamiento. Se han reproducido los muebles y los ambientes de la época de los asesinatos nombrando las habitaciones según los miembros de la familia Borden.

Junto a la decoración romántica del siglo XIX pueden verse las fotografías de los cadáveres destrozados a hachazos del matrimonio Borden, dando a los ambientes un aire más macabro si cabe, o recordando que en el sitio más cotidiano y familiar, pueden suceder los sucesos más terribles.

No es raro que muchos huéspedes y visitantes del Hostal Museo Borden hayan manifestado haber sido testigos de extraños fenómenos que hacen encender y apagar las luces, o la visión de sombras que se escabullen en los rincones.

 

Mansión Lalaurie

1138 Royal Street, Nueva Orleans, Louisiana

Entre las casas más embrujadas de Estados Unidos, esta demás fue propiedad de un actor famoso.

Construida en 1834 para cumplir el capricho de una asesina en serie oculta bajo los modales de la alta sociedad de la época.

Madame Lalaurie mataba de hambre y torturaba a sus esclavos en una habitación que tenía reservada para ello. Allí los mantenía encerrados en jaulas, o atados con collares de espino. Algunos habían sido desollados o mutilados estando vivos, para luego dejarles abandonados allí hasta que la muerte se los llevara.

Las descripciones de las atrocidades que Madame Lalaurie puso en práctica con sus esclavos son parte de los recorridos turísticos de las noches de Nueva Orleans.

Esta bue la famosa casa embrujada de Nicholas Cage, quien pronto se deshizo de ella. Dice la maldición que nadie ha vivido más de cinco años en la mansión, desde que su dueña, Marie Delphine Lalaurie la dejó.

Perseguida por la indignación de una turba de vecinos, después de descubrir los cuerpos torturados de los esclavos, Madame Lalaurie escapó a Francia de donde jamás regresó, al menos en cuerpo encarnado.

La mansión es un atractivo turístico para los amantes del misterio, de lo paranormal o del morbo, que la fotografían desde la calle incluso por las noches, a la espera de captar algún alma en pena asomada a las ventanas.

 

Casa Tiedemann

4308 Boulevard Franklin, Cleveland, Ohio 

También conocida como Castillo Franklin, o simplemente “La casa más encantada de Ohio”, sin duda tenía que incluirla en la lista de las casas más embrujadas de Estados  Unidos.

En el siglo XIX, el banquero alemán Hannes Tiedemann mandó construir un castillo para él y su familia. Una vez terminado el castillo de 30 habitaciones, Tiedemann se mudó con su esposa, su madre y varios sirvientes contratados para atender la propiedad.

Los primeros años, todo parecía ir bien, hasta que en 1881, pocos días después de fallecer de muerte natural la madre del banquero, también murió su hija de 15 años por complicaciones con la diabetes.

Entonces, Tiedemann comenzó a construir habitaciones y pasadizos secretos. Esto se atribuyó a 3 razones: lo hacía para olvidarse del dolor de las pérdidas sufridas, para poder cometer asesinatos con tranquilidad o los usaba su mujer para circular por la casa sin ser vista por él.

Las muertes y los rumores que inculpaban al banquero aumentaron después de que siguieran las misteriosas muertes de una sobrina o supuesta amante y una hija ilegítima y el resto de sus hijos.

En cuanto falleció su propia esposa, Tiedemann, cuyo apellido murió con él sin más descendencia, vendió el castillo.

Después de pasar por las manos de varios propietarios, incluyendo un grupo de supuestos espías nazis, el castillo fue adquirido por  James Romano quien se mudó allí con su familia.

Pronto la señora Romano comenzó a sentir una presencia inquietante que la acechaba y a escuchar música de órgano proveniente de distintos sitios de la casa. Los hijos no dejaban de hablar de unos amigos que jugaban con ellos y los sucesos inexplicables empujaron a la familia Romano a buscar ayuda de profesionales en lo paranormal y de un sacerdote.

El equipo paranormal escapó aterrorizado por algo en medio de la investigación y el sacerdote se negó a bendecir la casa tan pronto entró.

Los Romano acabaron vendiendo el castillo al matrimonio Muscatello, que llegó dispuesto a sacar provecho de la actividad paranormal del lugar.

En busca de más pasajes secretos, el señor Muscatello encontró huesos tras un panel oculto en una de las torres. Oficialmente, se declaró que eran huesos humanos muy antiguos lo cual confirmaría la mala fama del primer propietario y la del grupo de nazis que supuestamente ejecutaban gente en el lugar. Sin embargo, también cabe la posibilidad de que el mismo señor Muscatello, impulsado por su afán de conseguir más notoriedad para el negocio de las visitas terroríficas que intentaba promocionar, los pusiera él.

 

Mansión del Presidente

Washington, D.C

No se trata de una coincidencia de nombre, sino de la misma residencia del Presidente. Quizá resulte raro que esté incluida entre las casas más embrujadas de Estados Unidos. Aunque teniendo en cuenta la cantidad de gente, que vivió y sufrió los avatares de sus vidas allí, puede que tuviese que ser la primera de la lista.

Los sucesos paranormales de la Casa Blanca son frecuentes entre sus empleados, incluido el Presidente, y han sido descritos por algunos jefes de Estado.

Era conocida la afición del Presidente Lincoln por el Ocultismo. Precisamente él, es uno de los fantasmas más vistos dentro de la mansión presidencial. Es posible que sus sesiones de espiritismo abrieran un portal que todavía sigue activo.

Tanto el Presidente Lincoln como su esposa, realizaron varias sesiones de espiritismo dentro de la residencia oficial, en busca del espíritu de su hijo fallecido. En esas sesiones se registró que habían entrado en contacto con el Presidente Jackson, Séptimo Presidente que había fallecido en 1845. Sin embargo, nunca lograron contactar con el espíritu de su hijo.

El mismo Presidente Lincoln asesinado en 1865, suele ser visto por dependencias de la residencia presidencial. En ocasión de una estancia de W. Churchill allí, se dice que pudo ver al fantasma del Presidente Lincoln.

También es conocida la siguiente anécdota del Presidente Reagan. Al parecer, su pequeño perro ladraba constantemente hacia espacios en los que no había nadie, al menos nadie visible para el ojo humano. En una ocasión, unas de las hijas de Reagan, Maureen, vio una figura transparente mirando desde la ventana de su dormitorio. Se parecía a la silueta del Presidente Lincoln.

No te pierdas la Segunda parte de este artículo en Lo más embrujado de Estados Unidos.

 

Compártelo si crees que será útil para otros
Si no lo has hecho aún, te animo a que te descargues tu REGALO de BIENVENIDA

¿nos vemos en los comentarios?

Me gustaría conocer tu opinión acerca de este artículo y qué te ha parecido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba