Fantasmas japoneses femeninos

Fantasmas  japoneses femeninos

A la hora del terror, los fantasmas japoneses femeninos son especialmente espeluznantes.

Por supuesto es una opinión totalmente personal y arbitraria, pero ¿por qué dan tanto miedo los fantasmas japoneses? ¿Qué tienen en común para resultar tan efectivos a la hora de ponernos la piel de gallina?

La cultura japonesa cuenta con una gran cantidad de leyendas urbanas relacionadas con entidades espirituales malignas. No son exactamente demonios o solo fantasmas, sino una mezcla muy efectiva para provocar el terror.

 

¿Qué son los Yokai?

 

El diccionario Kojien, uno de los más prestigiosos de Japón, recoge la siguiente definición de Yokai:

Un fenómeno u objeto extraño que no puede ser dilucidado por el conocimiento humano. Monstruo.

Yokai es más que una palabra, un concepto que abarca a todos los seres sobrenaturales y monstruos.

Por lo tanto, desde nuestra ignorancia occidental,  podemos decir que los fantasmas  japoneses femeninos, al igual que todos los fantasmas son criaturas sobrenaturales que habitan en la frontera del mundo real e irreal.

Antes de popularizarse como personajes de videojuego en Yokai Watch, los Yo-kai ya formaban parte del folklore japonés. Pero aquí vamos a hablar de fantasmas japoneses femeninos. A los fans de los videojuegos y el mundo Gamer os recomiendo el Blog de Honorat79.

 

¿Cómo reconocer a un Yokai?

Pero no a los de Nintendo sino a los fantasmas japoneses.

Los Yokai pueden combinar tanto partes animales como humanas, hasta volverse criaturas grotescas.

Aunque se los ha clasificado en categorías con nombre y descripción, algunos Yokai son tan raros que no encajan con ninguna, y constituyen un ente diferente en sí mismo.

Según la creencia, las emociones extremas pueden convertir a un ser humano en un Yokai. Esta idea tan inquietante sumada a la cotidianeidad en la que se mueven y pueden aparecer los fantasmas japoneses, son el origen de su extrema capacidad de aterrorizar.

 

¿Qué es Kuchisake Onna?

En japonés, Kuchisake-onna significa mujer con la boca cortada o rota.

Historia: una mujer asesinada y mutilada por su marido, se transforma en  Yokai. Regresa con la boca oculta y pregunta a quien la ve, si es hermosa. Las posibilidades si te la encuentras dan siempre el mismo resultado: no hay escapatoria.

A la respuesta de Sí, ella se descubre y te repite la pregunta enseñando su cara desfigurada.

A la respuesta de No, si pretendes eludir su ataque, también te liquidará.

Ver a kuchisake onna siempre significa que morirás bajo su ira.

 

Significado de Toire no Hanako-san

En japonés sería Hanako del baño, debido a que siempre se aparece en los baños públicos.

Historia: se asimila a la Bloody Mary occidental. Su invocación es algo requerido en novatadas escolares y no tan escolares.

Si eres mujer y vas sola a un baño público puede que esta adolescente que murió siendo víctima de acoso escolar, llame a tu puerta, para ahogarte o trocearte. Si la invocas preguntando por ella en un baño público, ya es cosa tuya.

 

Significado de Teke-Teke

fantasmas japoneses femeninos

Teke teke no es un nombre específico sino más bien un ruido. Se refiere al sonido que hace este fantasma japonés al acercarse a su víctima.

Historia: una joven cayó o se arrojó a las vías y fue cortada a la mitad por el tren.  Desde entonces, cuando busca a sus víctimas, hace un sonido particular con la parte del cuerpo que le queda, el tronco y los brazos.

Según la creencia, un estudiante que regresa a casa por la noche, la ve apoyada en una ventana y le sonríe, entonces ella muestra que le faltan las piernas, y antes de que el muchacho pueda escapar, le corta por la mitad con una guadaña.

 

Futakuchi-Onna

El significado de Futakuchi-Onna es “mujer con dos bocas”, lo cual es suficiente para imaginarse el aspecto, siempre y cuando aciertes con el sitio en el que tiene la segunda boca.

Historia: se trata de una mujer que soporta una maldición que la ha convertido en Yokai. Aparentemente, luce como un ser humano, pero además de la boca normal, posee otra boca en la nuca, que esconde bajo el cabello.

La segunda boca grita, insulta y demanda alimento. Una Futa kuchi onna, puede mover los mechones de su cabellera como si fueran tentáculos para alimentar a la segunda boca.

En el film “La leyenda del Samurai” con Keanu Reeves, aparece una “bruja” que cambia de aspecto y sus largos cabellos se mueven como tentáculos, pero no se muestra si tiene una boca en la nuca.

 

Noppera-Bo

Es un fantasma sin rostro, con la cara vacía.

Historia: la leyenda cuenta que un pescador quería pescar en una zona cercana a un cementerio. Aunque su mujer le pidió que no lo hiciera, él fue a la laguna maldita. Allí encontró a una bella joven que le pidió lo mismo, y ante su negativa, se quitó el rostro.

Aterrorizado, el pescador regresó a su casa, en donde su esposa le recriminó que no le hubiera hecho caso, y también se quitó el rostro frente a él.

El hombre había estado casado con un noppera bo sin saberlo.

En el film Odd Thomas, Cazador de Fantasmas, al principio, aparece un espíritu sin rostro pidiendo ayuda.

 

¿Qué es Rokurokubi?

Puede decirse que además de un tipo de Yokai, ser o volverse rokurokubi es una condición sobrenatural, a menudo desconocida por el mismo ente.

Historia: durante el día parece un ser humano como cualquier otro, de hecho, suelen pasar desapercibidos y tener parejas humanas a quienes ocultan su verdadera condición.

Por la noche, alargan el cuello como una serpiente y cambian su aspecto desfigurando su rostro. El objetivo es espiar y aterrorizar a los humanos. Pero lo más curioso, es que muchos de ellos se transforman en monstruos inconscientemente, recordando después el hecho como una pesadilla.

Por cierto, el único fantasma japonés no femenino de esta lista.

 

Curiosidades de fantasmas japoneses

He mencionado seis fantasmas japoneses típicos de su mitología, y de ellos, cinco son espíritus atormentados de mujeres. No los busqué adrede, de hecho me di cuenta de que eran femeninos cuando lo estaba escribiendo.

Son almas en pena que pueden encontrarse o aparecer en lugares y situaciones comunes, sin relación con nada macabro. Por la calle, en un baño público, en un encuentro esporádico y casual, o en nuestra propia casa, conviviendo como un miembro más de la familia.

Algunos de estos fantasmas, como los Rokurokubi podrían incluso ignorar lo que son.

Una de las situaciones más aterrorizantes para el ser humano es la pérdida total del control sobre sí mismo, la locura o la doble personalidad. Los fantasmas japoneses juegan con ese fuego del infierno para calar más hondo en el miedo.

Lo inesperado y lo cotidiano siempre forman parte del terror más temido, la mujer joven y hermosa que acecha y finalmente ataca. El pariente que se revela como un ser desfigurado y sobrenatural.

Los fantasmas femeninos japoneses no se encuentran solo en un cementerio o un lugar abandonado. Están por todas partes, a nuestro alrededor. Desafían nuestra capacidad de conocer a la gente que nos rodea, incluso a la más cercana.

 

Compártelo si crees que será útil para otros
Si no lo has hecho aún, te animo a que te descargues tu REGALO de BIENVENIDA

¿nos vemos en los comentarios?

Me gustaría conocer tu opinión acerca de este artículo y qué te ha parecido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba